Los cinco consejos de Cambridge English para ayudar a mejorar el nivel de inglés

Uno de los objetivos típicos del nuevo curso es ponerse al día con el inglés y superar ese nivel que parece infranqueable.

Nuestros expertos han estudiado los errores que muchos estudiantes cometen repetidamente en sus métodos de estudio y que son un obstáculo para experimentar dicho avance. El resultado son varios consejos sencillos que permitirán avanzar en todas las habilidades de la lengua a la hora de preparar un examen – y también en el uso diario del inglés– y evitar así el estancamiento. “A partir de un nivel A2 es preciso plantearse la corrección de las estructuras gramaticales y comenzar a eliminar errores recurrentes. Se trata de un trabajo en el que la constancia y la atención son muy importantes,” afirma David Bradshaw, Senior Assessment Services Manager en Cambridge English.

  • Aprender a revisar el trabajo: Es la regla de oro que muy pocas veces se cumple. Releer los ejercicios una vez finalizados es fundamental para detectar aquellos fallos inconscientes que ya habían sido señalados en el pasado. Un truco para ayudar a revisar por errores ortográficos y gramaticales sencillos en textos escritos es de volver a leer el texto hacia atrás, empezando por el final. Esta técnica, aunque parezca rara, nos obliga a fijarnos en cada palabra de una manera que no hacemos cuando leemos normalmente.

Autonomo-Dependiente.jpg

  • Corrección entre iguales: Que el profesor indique los errores es algo bastante fácil pero ¿qué ocurre cuando los alumnos se intercambian los trabajos con el objetivo de corregirlos? Entonces se desarrolla un espíritu crítico que va a servir para mirar de otra manera nuestros propios ejercicios y tener más cuidado la próxima vez. Si no tenemos otro estudiante a mano, una buena idea es dejar pasar un par de días y retomar el texto con dicho espíritu crítico activado.

 Picture1.jpg

  • Abordar el writing: Con el reloj corriendo en contra del alumno, la tentación es leer la pregunta o el tema propuesto y ponerse a escribir sin más. Esto es un grave error ya que si se piensa qué decir al mismo tiempo que se escribe, lo más seguro es que la corrección en las estructuras gramaticales pase a un segundo plano. Además, a partir de un nivel de B1, el tipo de texto que se debe poder escribir tiene suficiente complejidad como para necesitar una planificación previa incluso cuando el uso del idioma no sea un problema. Por ello, el procedimiento ideal es de organizar a través de un esquema el contenido del texto y, ya con las ideas claras, plasmarlas en el papel prestando atención al uso de la gramática y del vocabulario más adecuado. Lejos de ser tiempo perdido, es garantía de éxito.

Para practicar y mejorar: https://writeandimprove.com/

WRI0011_Facebook_Social-share3 (2)

  • Un speaking que no “suene a indio”: A la hora de hablar, es posible que se cometan errores que dificulten la comprensión de lo que queremos decir, o que hacen nuestro discurso menos fluido. En ocasiones dichos errores son de pronunciación, pero más frecuentes son los errores en estructuras o en el lenguaje utilizado. Aunque el objetivo principal de la comunicación es hacerse entender, y en una conversación cara a cara se pueden subsanar fácilmente, estos errores pueden resultar ser un problema cuando la aspiración sea obtener una acreditación de un determinado nivel de inglés hablado. El primer paso para hablar bien es realizar una escucha activa que nos permita interiorizar las expresiones y estructuras habladas. El segundo, tomar conciencia de los errores al hablar, especialmente si son recurrentes, y esforzarse en corregirlos. Una práctica útil es grabarse cuando habla inglés y escucharse de forma crítica. No es necesario que nadie más escuche lo que se ha grabado, basta con escucharse a sí mismo y tomar consciencia de los errores que se cometen.

Para practicar el speaking en realidad virtual, ya está disponible la versión beta de Cambridge English 360 videos: http://www.cambridgeenglish.org/beta/360/

360 virtual reality

  • Leer, escribir y escuchar: la fórmula del éxito. A este cóctel hay que añadirle el adjetivo “mucho”. Las fórmulas mágicas para aprender un idioma no existen, adquirir un nivel adecuado para comunicarse con efectividad en entornos laborales y académicos requiere de tiempo, esfuerzo… y revisión constante.

Los recursos digitales son herramientas muy útiles para mejorar de forma amena y útil aquellos aspectos de la lengua que más se resisten, se puede usar en el entorno del aula y como refuerzo del trabajo en casa. Cambridge English trabaja desde hace tiempo en el desarrollo de soluciones digitales de apoyo en el estudio para todos los niveles y edades. En su página web se pueden encontrar multitud de recursos gratuitos para practicar las cuatro habilidades de la lengua: http://www.cambridgeenglish.org/learning-english

17799084_1357077907684820_7628083135433624077_n.png

Premio al mejor material creado por profesores de inglés

El pasado octubre se organizó desde el Departamento de Colegios de Cambridge English una competición destinada a profesores de inglés que preparan a sus alumnos para los exámenes Cambridge English: First y Advanced. La iniciativa se implementó en 34 países de todo el mundo con la idea de invitar a estos profesores a crear su propio material, en concreto un poster para colocar en sus clases.

El propósito principal de esta competeción consistía en animar a los profesores a compartir ideas y consejos para crear el mejor poster y usarlo como material de aprendizaje en las clases de estudiantes de inglés entre 11 y 18 años.

Nos complace anunciar que Gareth Sears,  profesor de uno de nuestros Centros Examinadores, el Centro de Idiomas Macarena en Sevilla, ganó dicha competición al haber presentado el mejor poster para alumnos de secundaria según el jurado y por el que recibió como premio un iPad Air.

Su pasión por los datos y la tecnología le dieron la idea de crear un poster en forma de infografía. Este formato es facil de adaptar a todos los niveles de inglés y puede inspirar al alumno.

Gareth Sears, profesor de ELT, English Language Teaching, originario de Ipswich, Inglaterra, estudió en Edimburgo, donde obtuvo el certificado Cambridge English:CELTA en el año 2013. Más tarde se trasladó a España, donde ha ejercido como profesor de inglés desde entonces. Actualmente trabaja en el Centro de Idiomas Macarena de Sevilla. Entre sus especialidades y habilidades en la enseñanza del inglés destaca la pronunciación, el diseño de materiales y el uso de plataformas digitales en las clases.

centro-de-idiomas-macarena

En la foto podemos ver a Gareth Sears recibiendo su premio de manos de Marta Arnáiz, representante de Cambridge English en Sevilla.

Gareth añadió: “Mi objetivo como profesor va más allá de la enseñanza del inglés, además de preparales para los exámenes quiero ayudar a los estudiantes a desarrollarse fuera del aula“.

¡Enhorabuena Gareth!

“La vuelta al Cole” en el mundo universitario

Este mes de Septiembre después de las merecidas vacaciones de verano,  toca volver a la rutina, a los horarios y a planificar el nuevo curso con la misma ilusión que en años anteriores. La emoción, los preparativos y las expectativas para el nuevo curso vuelven un año más.

view

Conseguir un certificado de competencia de idiomas– y especialmente de la lengua inglesa – durante el curso que comienza es un propósito habitual de la “vuelta al cole” en el mundo universitario. La variada oferta de certificados y la confusión que todavía reina entre los estudiantes sobre los niveles que se les exigen para obtener sus grados hace que la tarea de elegir qué acreditación es la más adecuada sea una dificultad añadida.

A través de una serie de preguntas y respuestas, los expertos de Cambridge English dan las claves para realizar una buena elección. Hablamos con Ramón Parrondo, Head of Network Services en Cambridge English:

Ramon.PNG

  • ¿Para qué quiero mi certificado de idiomas? Es una pregunta crucial. Lo primero que debemos cuestionarnos es la utilidad práctica de la titulación. Nuestro objetivo podría ser únicamente conocer nuestro nivel de competencia,  pero si lo que buscamos es que la titulación nos sirva en el futuro, por ejemplo para facilitarnos la continuidad de los estudios en el extranjero o para el acceso al mercado laboral, debemos recabar información sobre el tipo de certificados y los niveles de competencia que se requieren en aquellas instituciones a las que pretendemos optar.
  • ¿Son todos los certificados válidos internacionalmente? No. En realidad, solo las titulaciones internacionales más prestigiosas son reconocidas en las universidades europeas y del resto del mundo. Si el objetivo del estudiante es vivir una experiencia en cualquier país extranjero, es muy importante que se informe sobre los requisitos que exige cada universidad y si necesita o no visado de estudios, en el caso de quienes procedan de países extracomunitarios, pues en muchas ocasiones les pedirán también un certificado internacional. Tampoco hay que olvidar que son muchas las empresas en nuestro país que demandan certificados de inglés reconocidos internacionalmente para trabajar en entornos multinacionales.
  • ¿Las universidades y escuelas de negocios exigen certificados de idiomas en sus procesos de admisión? Sí, si se pretende estudiar en el extranjero. Una vez más, solo se admiten en dichos procesos los certificados internacionales de mayor reconocimiento y prestigio. Es necesario un nivel mínimo de B2, aunque lo más habitual es que se exija un C1. En la mayoría de las ocasiones la certificación lingüística es requisito imprescindible en la solicitud; a veces, especialmente en universidades españolas o de habla hispana, es un documento que puede servir para acreditar méritos adicionales.
  • ¿Qué es mejor, un certificado de inglés general o enfocado a los negocios o a un sector de actividad concreto? Todo depende de los objetivos de cada estudiante. En las universidades se suelen preferir certificados obtenidos mediante pruebas de dominio generalistas, aunque hay disciplinas, como la medicina, en las que se valoran o se exigen títulos específicos de un ámbito lingüístico determinado.
  • ¿Dónde y cómo prepararme para la obtención mi certificado de idiomas? Las opciones son varias: puede afrontarse el reto mediante el autoestudio, como candidato libre, utilizando materiales y recursos disponibles en Internet, o se puede recurrir a la preparación tutorizada, bien a través de centros de enseñanza especializados en la preparación de candidatos a las pruebas o mediante tutores personales. La ayuda de un profesor puede resultar decisiva, pero no hay que quedarse ahí. Lo ideal es intentar aprovechar todas las oportunidades posibles para exponerse al idioma inglés en todas sus variantes y contextos de uso, sin olvidar los recursos digitales. Cambridge English ofrece de manera gratuita más de 80 en el apartado Learning English de su página web; el sitio web de la BBC, por ejemplo, ofrece también una gran variedad  de interesantes propuestas.

Ramón concluye: La obtención de un certificado de competencia idiomática requiere tiempo y esfuerzo;  por ese motivo, es importante elegir muy bien la titulación hacia la que orientaremos nuestros estudios con el objetivo de que el certificado nos sea de utilidad y nos sirva como credencial fehaciente, tanto en nuestra carrera académica como en el mundo laboral”.

Las titulaciones de inglés de la Universidad de Cambridge cuentan con un amplio reconocimiento entre los centros de educación superior de toda España. Además, gran parte de ellos están reconocidos como centros preparadores, examinadores y/o colaboradores para la obtención de estos certificados.