Idalia Luz nos desvela sus secretos para que los niños adquieran confianza al hablar en inglés

The Cambridge Experience 2015Dentro del ciclo de conferencias ‘The Cambridge Experience’ hoy entrevistamos a Idalia Luz, que impartirá la charla ‘Young Learners: becoming confident communicators’  en A Coruña el próximo 14 de marzo.

Idalia es ponente de Cambridge English Language Assessment con base en Lisboa y posee amplia experiencia impartiendo seminarios sobre metodología y recursos que los profesores de inglés pueden utilizar y aplicar en el aula.

 

Hola Idalia , Háblanos de tu  charla“Young learners: becoming confident communicators”. La comunicación es y debe ser el objetivo del aprendizaje de cualquier idioma pero también lo más difícil para muchos, ¿por qué?

Idalia Luz, ponente de Cambridge English Language Assessment

Pienso que la principal razón por la que cualquier persona aprende un idioma es para alcanzar la posibilidad de comunicarse en esa lengua, especialmente a través del habla. Sin embargo, como es sabido, no todo el mundo tiene un carácter lo suficientemente extrovertido como para que el uso del idioma sea una tarea fácil. Además de la personalidad de los estudiantes, hay factores externos que también afectan al aprendizaje, entre ellos el entorno de la clase.

¿Cómo afecta la exposición al inglés en el entorno al aprendizaje?

Existe la creencia de que los estudiantes jóvenes son como “esponjas”. Adquieren los nuevos idiomas con facilidad. Así que, si a esto se añade la oportunidad de practicar fuera del entorno de la clase o, simplemente, exponerles al inglés a través de la televisión, de viajes, hablando en casa, etc., la velocidad del aprendizaje se incrementa. Los niños llevan todo ese conocimiento a la clase y les encanta enseñar lo que saben.

“Para los niños, la clave es la soltura en la expresión; la corrección llega después”

Esta exposición no es siempre suficiente, ¿cómo podemos mejorarla?

A veces no todos los estudiantes puede beneficiarse de una exposición al inglés cuando salen de clase, entonces deberíamos intentar, hasta donde sea posible, la comunicación en el propio entorno de la clase. Para ello, tenemos actividades que motivan a los estudiantes y que, al mismo tiempo, nos permiten darles confianza en sí mismos como comunicadores. Como profesores, debemos tener una gran variedad de actividades diferentes “en la manga”. El ritmo debe ser rápido. También es importante saber que, en un mismo grupo, puede haber diferentes niveles, por lo que las actividades que elijamos deben permitir dar a todos la oportunidad de llevar a cabo su tarea y sentir que lo consiguen. No es algo fácil de conseguir y requiere de una gran cantidad del tiempo libre del profesor. Pero pienso que el resultado final es la recompensa. 

¿Cualquier alumno puede adquirir un suficiente grado de confianza en el manejo de un idioma? ¿Cómo influyen circunstancias como el carácter? Cambridge English Young Learners Monkey

Creo firmemente que cualquiera puede adquirir esa confianza en la comunicación en una lengua extranjera. Los profesores necesitan comprender y aceptar que, para los jóvenes estudiantes, la soltura es clave y la exactitud en la expresión llega un poco más tarde. Así que, si te preocupas cuando tus estudiantes plantean ciertas preguntas (por ejemplo, “el sujeto y el verbo auxiliar ¿se invierten?”), da un paso atrás y mira si el mensaje ha llegado a pesar de las imperfecciones. Esto no significa que no debamos trabajar esos errores gramaticales, solo que hay un momento en la lección en el que podemos poner el foco en permitir a los alumnos “jugar” con el idioma que han aprendido. Podemos usar esta oportunidad para tomar notas sobre los aspectos que debemos revisar. Pero, en este punto, solo hay que dar a los alumnos la oportunidad  de divertirse un poco. Los niños más tímidos o más reticentes necesitan tareas especiales donde cada uno (o muchos) estén hablando al mismo tiempo por lo que el foco no está en ellos. Algunos estudiantes, que tienen tendencia a dominar las actividades habladas, necesitan por su parte actividades que les den la oportunidad de hablar tanto como puedan, sin “ahogar” a los estudiantes más tranquilos.

¿Cuáles son tus “secretos” para lograr dicha confianza en el alumno?

No pienso que haya una receta “universal” para lograr la confianza de los estudiantes. Pienso que hay que tomar tiempo para conocer a los niños y decidir qué tipo de actividades pueden motivar a un grupo en particular. Los estudiantes jóvenes son muy sinceros y dicen claramente lo que quieren y lo que no quieren y debemos escucharles. Permitirles que crean que, de alguna manera, tienen el control de su nivel de motivación; el resultado será que van a participar más activamente.

Volviendo sobre lo que decía sobre tener una gran variedad de actividades en la manga, debemos considerar las que parece que siempre producen resultados positivos. A los jóvenes les gusta la repetición (responden de manera positiva a las cosas familiares) y vale la pena usar de nuevo estas actividades una y otra vez con el mismo grupo. La familiaridad con una tarea (obviamente, una que les guste) es buena, el aprendizaje se va a asentar y los estudiantes van a practicar sus habilidades con el lenguaje.

Muchas gracias Idalia por compartir con nosotros y nuestros lectores tus sugerencias y experiencia. ¡Estamos deseando verte en acción y asistir a la ponencia ‘Young Learners: becoming confident communicators’ en The Cambridge Experience A Coruña!

¿Quieres dejar un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s