La Cambridge English Scale: una nueva herramienta para avanzar en el conocimiento del inglés

La evaluación externa se ha convertido en parte importante de los programas escolares de fomento de enseñanza del inglés. Los estudios indican que, cuando aprendizaje y evaluación están fuertemente integrados, el entorno de aprendizaje es más positivo y motivador. De hecho, los tests ejercen una poderosa influencia en el proceso educativo y, de manera más amplia, en la sociedad en su conjunto.

La certificación lingüística debe ser una radiografía exacta de los conocimientos idiomáticos del candidato. De hecho, en la segunda parte del estudio “El impacto de BEDA: ¿qué hemos aprendido?”, realizado por un equipo de investigadores de Cambridge English Language Assessment, los colegios destacan que el examen es una referencia externa y objetiva muy valiosa para obtener un baremo sobre los avances del alumnado y establecer mejoras en la enseñanza.

En ese sentido, la evaluación externa influye en cuestiones como la actitud hacia la enseñanza y el aprendizaje; la motivación; la progresión de los alumnos; e incluso en cambios en la práctica docente.

Estudio Impacto BEDA

 Breve historia de los descriptores lingüísticos

Sin embargo, estos objetivos solo pueden conseguirse cuando el certificado es capaz de mostrar con exactitud cuáles son las capacidades del candidato en el uso del idioma. Un gran paso adelante en este sentido se produjo con el desarrollo, por parte de la Comisión Europea, del Marco Común Europeo de Referencia (MCER) como el conjunto más completo y académico de descriptores lingüísticos que existe ha convertido la medición de la evaluación lingüística en una parte integral del aprendizaje del idioma y ha aportado unidad a las estrategias de evaluación de las organizaciones internacionales de Europa.

El MCER ha supuesto una de las mayores evoluciones en materia de evaluación lingüística al aportar no solo la posibilidad de describir lo que una persona puede hacer con el lenguaje de una forma detallada y práctica, sino también unos criterios de unificación hacia los diferentes certificados de distintas entidades evaluadoras y de otros idiomas.

El MCER significó un salto cualitativo en la usabilidad de la certificación lingüística para las organizaciones gubernamentales en sus procesos de admisión de visados de trabajo y estudio, los centros de alta educación en la aceptación de alumnos y empresas en sus procesos de selección y la mejora en los procesos educativos de los primeros estadios de la educación. El MCER brinda a todos ellos la ventaja de saber exactamente si el nivel del candidato se ajusta a sus necesidades específicas en función del certificado que obtenga.Por otra parte, los propios candidatos saben ahora cuál es el nivel que deben alcanzar en función de sus objetivos y pueden controlar mejor sus progresos.

Otro paso en la evolución: la Cambridge English Scale

Desde la introducción del MCER como referencia, la importancia del reporte detallado de los resultados en materia de certificación lingüística no ha dejado de evolucionar y damos un paso más en este proceso al implementar la Cambridge English Scale o la escala de puntos de Cambridge English.

La Cambridge English Scale es un sistema de puntuación que cubre una amplia gama de habilidades del lenguaje y que ayudará a los candidatos a los exámenes de Cambridge English y a sus profesores y padres, además  de a las universidades a las que irán en el futuro y a sus empleadores a comprender más claramente los resultados obtenidos en estos certificados y a comparar sus habilidades a medida que avanzan hacia niveles más altos.

Cambridge English Scale

La puntuación de la Cambridge English Scale está alineada con el Marco Común Europeo de Referencia, pero es mucho más detallada al recoger una gama de puntos que va de 80 a 230. Cada nivel del MCER abarca 20 puntos en la Cambridge English Scale.

El reporte de resultados de cada examen de Cambridge English incluirá, con la implementación de la Cambridge English Scale, los puntos obtenidos en cada una de las cuatro habilidades que evalúan estos certificados: expresión y comprensión escrita y expresión y comprensión orales, además del “uso del inglés”. Así mismo, incluirá la puntuación total obtenida de la media de las cinco puntuaciones individuales.

A finales de 2015, los resultados de casi todos los exámenes de Cambridge English incluirán la Cambridge English Scale. Como éstos se reportarán con una única puntuación, será mucho más fácil comparar los resultados entre los diferentes exámenes de Cambridge English. Esto será particularmente útil para los candidatos que realizan los exámenes uno tras otro, ya que les permitirá ver claramente cómo su dominio del idioma mejora.

La Cambridge English Scale al detalle

Como se ha dicho, la Cambridge English Scale es un sistema de puntuación muy detallado de las habilidades idiomáticas de los candidatos a los certificados de Cambridge English. Con el Marco Común Europeo de Referencia como punto de partida, la gama de puntuación que propone la Cambridge English Scale tiende a ofrecer los máximos detalles sobre lo que un candidato es capaz de hacer con el idioma inglés.

Para apreciar la evolución, partamos de las calificaciones generales que se usaban antes de la introducción del MCER, para acercarnos después a la Cambridge English Scale. Tradicionalmente, los niveles del dominio de una lengua eran beginners, elementary, pre-intermediate, intermediate, upper-intermediate, advanced y proficiency. En la actualidad, presentarse a una entrevista de trabajo alegando un “nivel intermediate”, lo que supone un alto de grado de incertidumbre sobre las capacidades reales del usuario en el uso del idioma, no sirve de mucho.

Estos se recogen en el MCER dentro de los diferentes niveles: A1 y A2 para el primero o básico; B1 y B2 para el segundo o intermedio; y, por último, C1 y C2 para el tercero o avanzado. Básicamente, una persona que domine los dos primeros niveles es capaz de entender y expresarse en situaciones de la vida cotidiana. Se entiende que quienes alcancen los segundos son capaces de manejar conceptos de un carácter más técnico y/o abstracto. Por último, los que lleguen al tercer nivel han alcanzado la fluidez de expresión y compresión en un amplio rango de temas.

Una baremación específica para el idioma inglés

Esta somera descripción de las habilidades del idioma es, evidentemente, mucho más amplia en los descriptores oficiales del MCER pero, aún así,estos no dejan de ser un tanto ambiguos teniendo en cuenta, además, que se usan en multitud de idiomas. La Cambridge English Scale, por su parte, va más allá y ha dividido cada uno de estos niveles en puntos que van desde 80 hasta 230. Los puntos reflejan el baremo del MCER pero se dividen, a su vez, en grados. Es decir, se describen con más precisión las habilidades idiomáticas del candidato. Otra ventaja de Cambridge English Scale es que, aún dentro del MCER, describe muy específicamente las habilidades idiomáticas concretas para el idioma inglés, así como descriptores gramaticales que no incluye el MCER.

A partir de enero de 2015, la Cambridge English Scale se aplicará en los tres exámenes más demandados de Cambridge English, es decir, los Cambridge English: First, Advanced y Proficiency. Estos exámenes están enfocados hacia diferentes niveles del MCER, pero permiten también evaluar a los candidatos de forma fiable en los niveles anterior y posterior. Detallamos a continuación la composición de la Cambridge English Scale en cada uno de ellos.

  • Cambridge English: First Cambridge English Scale - First

Puntos entre 160 y 180 divididos en dos grados: Grado C –entre 160 y 172 puntos–y Grado B –entre 173 y 179 puntos–.

  • Cambridge English: Advanced 
  • Cambridge English Scale - Advanced

Puntos entre 180 y 200 divididos en dos grados: Grado C –entre 180 y 192 puntos– y Grado B –entre 193 y 199 puntos–.

  • Cambridge English: Proficiency Cambridge English Scale - Proficiency

Puntos entre 200 y 230 divididos en tres grados: Grado C –entre 200 y 213 puntos–, Grado B –entre 214 y 220 puntos– y Grado A –entre 221 y 230–.

Es importante dejar claro que la Cambridge English Scale no abandona el MCER, sistema en cuya elaboración Cambridge English Language Assessment colaboró activamente y que sigue siendo el sistema de descriptores ampliamente reconocido, sino que, muy al contrario, lo  complementa.

Una radiografía exacta de las habilidades lingüísticas

Es bien sabido que los certificados de idiomas se han convertido en pocos años en una herramienta imprescindible para acceder a una matrícula en un centro de alta educación tanto público como privado, para lograr a numerosos puestos de trabajo y también para obtener visados de estudios o trabajo en países como Reino Unido o Australia, entre otros. Estos organismos necesitan de un sistema de evaluación de idiomas que les ofrezca una radiografía exacta de lo que el candidato es capaz de hacer con el idioma. Éste es el espíritu que ha animado a nuestros expertos para la elaboración de la Cambridge English Scale.

Dentro de los beneficios de este nuevo sistema de puntuación, podemos destacar cuatro:

  • Se consigue un reporte de las habilidades más claro y exacto.
  • Se facilita la comparación entre los diferentes exámenes.
  • Se clarifican las equivalencias con el MCER.
  • Se simplifican los requerimientos idiomáticos para las organizaciones.

No hay que olvidar que, en el certificado, se especificará la puntuación obtenida en cada una de las cuatro habilidades evaluadas, además de la referente al “uso del inglés”. Esto es muy importante porque no solo indica al candidato las áreas en las que debe mejorar sino, y sobre todo, permite a las organizaciones conocer los puntos fuertes y débiles del mismo. En este sentido, si una organización empresarial, por ejemplo, busca un candidato cuya labor principal será escribir informes en inglés podrá elegir, entre candidatos con el mismo nivel de inglés dentro del MCER, al que mejor puntuación tenga en el aspecto de la expresión escrita. O, en el ámbito escolar, un profesor podrá saber en cuáles de las habilidades deberá trabajar más con su o sus alumnos.

PDF -> “Understanding results guide” 

La Cambridge English Scale en los certificados

La introducción de la Cambridge English Scale en los exámenes de la Universidad de Cambridge a principios del próximo año implicará algunos cambios en la manera en que los resultados de los exámenes se verán reflejados en los resultados y certificados.

De este modo, el perfil del candidato será reemplazado por un diagrama que indica claramente la puntuación que el mismo ha obtenido en las cuatro habilidades del lenguaje – reading, writing, listening y speaking -así como en el “uso del inglés”. Como se ha subrayado anteriormente, este cambio ofrecerá una visión más clara, detallada y fácil de entender tanto para el candidato como para los profesores y las organizaciones que requieran el certificado.

Un pasaporte para el mundo

Estudia en el extranjero con Cambridge English

La Cambridge English Scale viene a dotar a la certificación lingüística del inglés de un grado de utilidad desconocido hasta ahora. Estudiantes, profesores de inglés y organizaciones que usan estos certificados en la toma de decisiones tendrán en sus manos una herramienta exacta de sus progresos y sus necesidades. Y es que hoy, más que nunca, la certificación lingüística se ha convertido en un pasaporte para el mundo cuya utilidad y usabilidad no deja de evolucionar.

Un comentario en “La Cambridge English Scale: una nueva herramienta para avanzar en el conocimiento del inglés

¿Quieres dejar un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s